El Apostolado Mundial de Fátima, por decisión de su Dirección Internacional, ha venido incentivando la construcción de réplicas de la Capelina de las Apariciones de Fátima, como la del Santuario de Fátima, en Portugal, en varios centros regionales del Apostolado, dónde todavía no existe una. Es decir, en Filipinas - Asia en la República Checa - Europa -, en Panamá - América Central - y en la Isla de Samoa - Oceanía -. La creación de las réplicas oficiales de la Capelina de las Apariciones es un proceso que requiere siempre la aprobación del Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, en Portugal.

A pesar de la actual crisis pandémica, que está retrasando estos proyectos, tenemos ya novedades muy positivas, que queremos mencionar.

En Panamá, el día 13 de octubre de 2019, el arzobispo D. José Domingo Mendieta, con el apoyo del Apostolado Mundial de Fátima, anunció públicamente la creación de un santuario dedicado a Nuestra Señora de Fátima, en la ciudad de Panamá, cuyo centro será, precisamente, una réplica de la Capelina de la Apariciones. El anuncio fue hecho a la asamblea de los fieles, reunida en la Basílica de Santa María la Antigua, seguido de la presentación de un video con el esbozo del proyecto, habiendo sido muy apreciado por todos. El arzobispo, en la carta que le escribió al Rector del Santuario de Fátima, pidiéndole permiso para esta obra, explico: "Con esta capilla aspiramos a dar a los peregrinos de Panamá y del mundo una acogida evangelizadora, digna y llena de amor al Señor y de la espiritualidad de Su Madre, desde el Mensaje que Ella transmitió en Cova de Iría y que hoy está más viva que nunca en el corazón de los panameños".  Desde entonces, los miembros y amigos del Apostolado Mundial de Fátima en Panamá, han realizado varias iniciativas para conseguir fondos para la construcción de este santuario, en la esperanza de comenzar y levantarlo en breve.

En la República Checa, exactamente en Koclirov, dónde tiene su centro nacional el Apostolado Mundial de Fátima, fue bendecida la primera piedra para la construcción de la réplica de la Capelina e las Apariciones, el pasado día 3 de octubre de 2020. Coincidiendo con la fecha del 25º aniversario de la presencia del Apostolado en ese país. Presidió la ceremonia el sr. Obispo, d. Jan Vokal, de la diócesis donde está ubicado el Centro, con la presencia de los fieles que se reunieron también ese día para celebrar el Primer Sábado de mes. En sus palabras, fortaleció a la asamblea presente, para ver en este acto simbólico que lanza la construcción de la réplica de la Capelina de las Apariciones, en un lugar marcado por mucho sufrimiento, durante el tiempo del comunismo, una señal de la celebración del triunfo del Inmaculado Corazón de María y un incentivo para una devoción mariana más profunda. En el lugar donde la capilla será construida, fue colocado un arco de madera con dos lámparas, (farolas) idéntico al pórtico que había sido construido por el pueblo en el lugar de las Apariciones, en la Cova de Iría, en el año 1917, para marcar el lugar sagrado.

En la Isla de Samoa, en el Pacífico, la idea de construir una réplica de la Capelina de las Apariciones, fue una decisión tomada durante el Congreso Regional del Apostolado Mundial de Fátima, allí en el año 2019. Los participantes, dispuestos a construir su propio centro nacional del Apostolado en aquel país, decidieron presentar la propuesta a su arzobispo, incluyendo el proyecto de la construcción de la réplica de la Capelina de Fátima. El proyecto fue aceptado y la archidiócesis puso a disposición un terreno para proceder a la construcción. De esta manera, el centro del Apostolado en Samoa, con su réplica de la Capelina de las Apariciones, servirá como centro misionero para la nueva evangelización y para difundir el Mensaje de Fátima y la devoción a Nuestra Señora, en toda la región de Oceanía.

El Apostolado Mundial de Fátima en Filipinas también aceptó la invitación para iniciar la construcción de la única réplica de la Capelina de las Apariciones, en Asia. Después de consultar al arzobispo de Cebu, responsable eclesial para el territorio dónde será construida la capelina, una vez obtenido el permiso del Santuario de Fátima. El proyecto fue puesto en práctica inmediatamente. Se ha creado una Fundación titulada "Tres Pastorcitos de Fátima", para tratar todo lo que esté relacionado con este desafío, bajo la supervisión del Apostolado Mundial de Fátima en Cebu.

Actualmente, es notable el progreso de las obras. Sin embargo, aunque falta mucho trabajo por hacer, la estructura principal está terminada. El lugar situado en las Colinas de Cebu, ya acogió la celebración de la Santa Misa, en los días 13 de cada mes, aumentando de mes a mes el número de peregrinos. En las celebraciones se pide la intercesión y protección de Dios para este proyecto y, al mismo tiempo, dar a conocer el lugar a los devotos. No obstante, el plan es dedicar solemnemente la nueva "Capelina", el día 13 de octubre de 2021.

El Apostolado Mundial de Fátima espera que la construcción de estas nuevas réplicas de la Capelina de las Apariciones, que se juntan a las ya existentes en los Estados Unidos de América, en Puerto Rico y en Brasil, sirva para facilitar y crecer, en esas regiones, la devoción a Nuestra Señora, acompañada de una formación en la espiritualidad del auténtico Mensaje de Fátima. Estos lugares serán como faros de luz, irradiando la misericordia de Dios, para la humanidad.

El apoyo de todos, ya sea con la oración o mediante donativos, es muy bienvenido. ¡Sólo así se podrá realizar este sueño!

El 20 de febrero la Iglesia celebra la fiesta litúrgica de San Francisco y Santa Jacinta Marto, los dos niños de Fátima, canonizados en el año 2017. El Apostolado Mundial de Fátima, cada año, toma esta fecha para celebrar la santidad de los dos pastorcitos y para promover su espiritualidad. Este año, debido a las restricciones causadas por la pandemia, muchos tendrán que celebrar esta fiesta en casa, en oración o uniéndose a eventos a través de las plataformas digitales.

Uno de esos puede ser el programa que ha sido formulado por el Santuario de Fátima para esta fecha. Un programa que, por primera vez, se llevará sin la presencia física de peregrinos. Desde el 11 de febrero se está llevando a cabo una Novena a los Santos Pastorcitos y todas las celebraciones en el Santuario de Fátima, en particular el Rosario, tienen también una invocación especial de San Francisco y Santa Jacinta, en preparación para el día de su fiesta. Los iconos y esculturas de los dos Santos también se exhiben en la Basílica y en la Capilla de las Apariciones.

En el día 19 de febrero, por las 21h30 habrá una Vigilia en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario. El 20 de febrero, a las 11h00, se celebra la Santa Misa presidida por el Cardenal Antonio Marto. Por la tarde, a las 14h00, el Santuario compartirá en sus redes sociales un documentario sobre la vida de los pastorcitos.

La iglesia parroquial de Fátima, donde se bautizaron los pequeños pastores, también ha puesto en marcha la "Semana de los Pastorcitos". Puesto que "lo más importante es hacer lo que la Virgen pidió, rezar el Rosario, como los pastorcitos han hecho y se sacrificaron por los pecadores, por lo que cada día de esta semana una familia rezará en su casa el Rosario y lo grabará en video para compartir con las otras familias", anunció el párroco.

Al celebrar la fiesta de San Francisco y Santa Jacinta, pedimos su intercesión, para que Dios libere rápidamente al mundo de la pandemia y de tantos males. Oramos por los que murieron y por los enfermos, así como por los que están en primera línea luchando contra este virus.  

El día 13 de octubre el Apostolado Mundial de Fátima lideró un esfuerzo mundial de Reparación al Inmaculado Corazón de María, a través de la realización de dos bellas iniciativas:  La ofrenda de un Ramillete Espiritual a Nuestra Señora y la celebración de la Adoración Eucarística mundial, con niños, invocando la prometida intercesión de Nuestra Señora por la paz, por las familias, por la Iglesia y por el triunfo de su Inmaculado Corazón.

En la mañana del 13 de Octubre, en la Capilla de las Apariciones de Nuestra Señora, en Fátima, Portugal, dos niños ofrecieron a Nuestra Señora el segundo Ramillete Espiritual -el primero fue entregado el pasado 13 de mayo - colocando flores a los pies de Nuestra Señora -  en nombre de todas las personas que se unieron a la Campaña Mundial de 5 millones de Rosarios a través de la web : www.worldrosary2020.org. La ceremonia llevada a cabo al inicio del rezo del Rosario, fue introducida por el sacerdote, con estas palabras: "Al inicio de esta oración, dos niños, representando a millares de niños de todo el mundo, ofrecerán flores  a Nuestra Señora y con ellas un Ramillete Espiritual, compuesto por millones de Rosarios, oraciones, participaciones en Eucaristías. Estos Niños de la Eucaristía, una iniciativa del Apostolado Mundial de Fátima, rezaron y rezan por el fin de la pandemia, por la Paz en el mundo, por la victoria del bien sobre el mal y por el triunfo del Inmaculado Corazón de María".

Después, siguió el rezo del Rosario y al final del mismo, la Imagen de Nuestra Señora fue llevada en procesión, para la celebración de la Eucaristía, presidida por monseñor, D. José Ornelas, Presidente de la Conferencia Episcopal Portuguesa. Se adjunta un pequeño video con las celebraciones, incluyendo la presentación del Ramillete Espiritual a Nuestra Señora:

A pesar del menor número de peregrinos presentes este año, en el recinto del Santuario de Fátima, debido a la pandemia del Covid-19, se sintió sin embargo una profunda comunión espiritual en el mundo entero, de modo particular con los miembros del Apostolado Mundial de Fátima, que acompañaron las celebraciones, a través de los medios de comunicación social.

También en este día, se celebró y fue transmitida por EWTN, desde su Capilla en Irondale, Alabama, EU, la 18ª Adoración Eucarística Mundial con niños. Niños y jóvenes de todo el mundo se unieron en oración "en una petición  universal para la intervención divina en estos tiempos inciertos, para restaurar la paz, la salud y la alegría en nuestro mundo debilitado; para fortalecer nuestras familias, nuestras "iglesias domésticas" y acelerar el prometido triunfo del Inmaculado Corazón de María. Promesa de salvación en medio del caos y oscuridad actual, obteniendo el triunfo del bien sobre el mal, de la cultura de la vida sobre la cultura de la muerte, de la virtud sobre el vicio, de la piedad sobre la indiferencia", como refirió el Presidente Internacional del Apostolado Mundial de Fátima.

El mundo tal como lo conocemos, vive tiempos conturbados que parecen no tener fin. Somos todos parte de este mundo y no importa cuan pequeños podamos parecer como personas, mas juntos podemos ayudar y construir la paz y a crear unión en esta nuestra Casa.

En asociación con la organización internacional Ayuda a la Iglesia que sufre, el Apostolado Mundial de Fátima se une a la iniciativa mundial titulada: “Un millón de pequeños a rezar el Rosario”, que se realiza en el día 18 de octubre de 2020.

Este evento es para todos, pero especialmente para pequeños, el futuro de este mundo.  El Santo Padre Pio decia: si un millón de pequeños rezaran el Rosario, entonces el mundo mudará”. De esta forma, en este día, no apenas un millón, mas el mayor número posible de pequeños, rezarán el Rosario en comunión y con fe por la paz del mundo.

En Fátima, en el local donde la Santísima Virgen María pidio que se rezase el Rosario todos los días por la paz, la iniciativa será señalada en las varias celebraciones del Santuario. Escuelas e instituciones religiosas están también a ser invitadas para dedicar algunos minutos de oración por esta intención.

¡Únase a nosotros, participe con la oración y ayudenos a divulgar esta iniciativa! Para más informaciones visite:  http://www.millionkidspraying.org/es

Una crisis global como ésta, que causa miles de muertes y el cierre total estricto de todos los países para intentar detener la contaminación, es una carga tremenda para la humanidad. Vivimos una verdadera purificación que permite la pedagogía divina a causa de nuestros muchos pecados y los pecados de la humanidad. Resalta el que no podemos congregarnos en los templos parroquiales, ni tener las actividades comunitárias religiosas. Es como si Dios nos quisiera confinar a nuestros hogares, para centrarnos en nuestra individualidad, en nuestro "Castillo interior", nuestro corazón íntimo, y allí desarrollar una vida interior íntima con el Señor. El vendrá a morar a nuestro corazón y enjugara nuestras lágrimas, remediara nuestras miserias y perdonara nuestros pecados. Al atardecer, se quedará para siempre con nosotros. Habrá un nuevo mundo renovado por la purificación.

Habrá valido la pena de tantos enfermos y fallecidos, porque al final la humanidad estará más cerca de Dios y el Reino de Dios vendrá sobre la nueva tierra. Conversión es la receta para lograr está transformación. De no ser así, nos debemos preparar para niveles superiores de sufrimiento y angustia a consecuencia del pecado. Sin Dios como centro de nuestra vida, nos veremos abandonados a una vida de tibieza y pecado que traerá las calamidades de la guerra, el hambre, las persecuciones contra la Iglesia y la aniquilación de naciones Todo se puede evitar si a partir de este aviso celestial de la pandemia, erradicamos  el espíritu del mundo de nuestros corazones y nuestra sociedad,  y mediante la conversión de muchos haremos posible el triunfo definitivo del Inmaculado Corazón de María.

Oremos a nuestros pastorcitos santos, Francisco y Jacinta, para darle consuelo y fortaleza a nuestras familias, para asistir a nuestros doctores en medicina y asistentes sanitarios que se sacrifican enormemente para combatir este virus tan peligroso; para orar por nuestros científicos para que se vean iluminados para descubrir una cura y una vacuna que erradique esta calamidad de la faz de la tierra.

Santa Jacinta y San Francisco, cuida a nuestras familias afligidas en esta hora de necesidad, de manera que por vuestra poderosa intercesión, unida al Corazón Inmaculado de María, obtengan de Nuestro Señor el remedio que solicitamos, para la mayor Gloria de Dios y la salvación de muchos.

Prof. Américo Pablo López Ortiz, Presidente Internacional del Apostolado Mundial de Fátima